en

Estas 10 enfermedades del tomate podrían destruir tu cosecha

El mundo de la está lleno de retos, y cultivar tomates no es una excepción. Estas sabrosas bellezas rojas pueden ser propensas a varias enfermedades.

Así que, para proteger tu , debes ser capaz de reconocer los signos de estas enfermedades. Éstas son las diez principales enfermedades que puedes encontrarte al cultivar tomates.

Mildiu: el azote invisible e implacable de los tomates

La primera enfermedad que debes vigilar es el mildiu. Sus síntomas incluyen manchas aceitosas en las hojas, que acaban marchitándose y ennegreciéndose. Si observas estos signos, retira inmediatamente las afectadas y asegúrate de mantener el jardín bien aireado para evitar la propagación del mildiu.

Alternaria: la enfermedad que deja marcas indelebles

La alternaria es una que causa manchas concéntricas de color marrón-negro en hojas, tallos y frutos. Para combatir esta enfermedad, utiliza variedades de tomate resistentes y asegúrate de regar regularmente la tierra, en lugar de las hojas, para evitar un exceso de .

Oídio: cuando los tomates se creen fantasmas

El aparece como un polvo blanco en las hojas del tomate. Para combatir este hongo, asegúrate de que una buena circulación de aire y evita los riegos tardíos, que dejan las hojas húmedas durante la noche.

Necrosis del extremo de la flor: tomates con el corazón negro

La necrosis apical, también conocida como tomate de fondo negro, se caracteriza por una zona negra y desecada en la parte inferior del fruto. Esta enfermedad suele estar causada por un desequilibrio de calcio. Puedes prevenirla regando regularmente tus tomateras y proporcionándoles una alimentación equilibrada.

Marchitez bacteriana: cuando los tomates pierden su vigor

La marchitez bacteriana es un amarilleamiento y marchitamiento repentinos de las hojas del tomate, sin signos evidentes de enfermedad. Para prevenir esta enfermedad, evita regar en exceso y asegúrate de que el suelo tiene un buen drenaje.

Antracnosis: los tomates se cubren de heridas

La antracnosis es una enfermedad que provoca la aparición en los frutos de manchas deprimidas, a menudo llenas de esporas rosas o anaranjadas. Para combatirla, es esencial evitar herir los frutos y utilizar el por goteo en lugar de la pulverización.

Septoriosis: la pizarra del tomate

La septoriosis es una enfermedad fúngica que causa manchas negras en las hojas del tomate. Se puede prevenir asegurando una buena circulación de aire entre las plantas y evitando regar las hojas.

Verticilosis y fusariosis: los gemelos mortales

Estas dos enfermedades provocan el amarilleo y marchitamiento de las hojas, empezando por la parte inferior de la planta. La mejor defensa contra estas enfermedades es elegir variedades de tomate resistentes.

Enfermedad del mosaico del tabaco: los tomates se vuelven patchwork

Esta enfermedad vírica provoca un color moteado en las hojas del tomate. Por desgracia, no tiene cura una vez que la planta está infectada. Para prevenirla, evita manipular las plantas de tomate después de fumar tabaco, ya que el virus puede transmitirse de esta forma.

Armando tu con una buena dosis de y un buen ojo para detectar signos de enfermedad, puedes asegurarte de que tus tomates se mantengan sanos y deliciosos. ¡Feliz jardinería a todos!

Mostrar resumen

Escrito por Martina

A Martina le fascinan la flora y la fauna desde que era niña, y es una ávida jardinera. Siempre en busca de nuevas variedades de plantas para cultivar, ahora pone su curiosidad y su amor por la naturaleza en el centro de sus escritos.

¿Cuáles son los mejores sistemas de protección para tu piscina?

¿El sol está arruinando tu jardín? ¡Aquí tienes cómo evitarlo!