en

El peor enemigo de los árboles frutales

La gomosis: una enfermedad a vigilar de cerca

La es una enfermedad que afecta principalmente a árboles frutales como melocotoneros, albaricoqueros, cerezos o ciruelos.

Da como resultado la aparición de resina viscosa y pegajosa en diferentes partes del árbol, especialmente en los tallos y ramas. Si esta enfermedad no se trata rápidamente, puede provocar la muerte del árbol.

Identifica los síntomas de la gomosis

Para detectar la presencia de gomosis en un frutal, debes observar detenidamente varios elementos en tus árboles frutales:

  • La formación de heridas: estas heridas a menudo son causadas por corteza agrietada o cortes resultantes de la . También pueden ser causadas por , pájaros o inviernos rigurosos.
  • La presencia de fugas: la gomosis hace que la savia se escape de las heridas. Esta savia eventualmente forma una costra dura y oscura alrededor del área afectada.
  • La aparición de cancros: en casos avanzados de gomosis, pueden aparecer zonas huecas y hundidas en los tallos y ramas. Por lo general, están rodeados de resina espesa y pegajosa.

Recuerda realizar un seguimiento periódico de tus árboles frutales para detectar estos síntomas y actuar rápidamente en caso de gomosis.

Métodos de tratamiento de la gomosis

La es la mejor solución para prevenir el desarrollo de la gomosis. A continuación, te daremos algunos :

  • Planta árboles en suelo bien drenado: el suelo demasiado húmedo favorece el desarrollo de los microorganismos responsables de la gomosis.
  • Poda adecuada de árboles frutales: una poda adecuada ayuda a evitar cortes innecesarios y, por tanto, reduce el riesgo de lesiones propicias a la gomosis.
  • Riega moderadamente: el exceso de puede debilitar las raíces y facilitar la propagación de la enfermedad.
  • Trata preventivamente con : existen varios productos específicos para combatir los hongos que causan la gomosis. Estos tratamientos deben aplicarse antes de que aparezcan los síntomas.

Combate la enfermedad una vez que está establecida

Si la gomosis ya está presente en un , debes actuar rápidamente para evitar que se propague. Sigue estos cuatro prácticos :

  • Elimina las partes afectadas: eliminar las ramas y tallos afectados ayuda a limitar la propagación de la enfermedad. El corte debe hacerse unos centímetros por debajo del área infectada.
  • Limpia las heridas: después de la poda, es importante desinfectar bien los cortes con un producto antiséptico específico para árboles.
  • Aplica un tratamiento curativo: hay varios fungicidas disponibles para tratar la gomosis. Deben aplicarse tan pronto como se detecten los síntomas, siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Fomenta la cicatrización natural: para ayudar al árbol a cicatrizar más rápidamente, puedes estimular la formación de nueva corteza aplicando una en las heridas debidamente limpiadas.

Ten en cuenta que, en algunos casos, si la gomosis está demasiado avanzada o el árbol está demasiado débil, puede ser mejor cortarlo para evitar que la enfermedad se propague a otros árboles frutales circundantes.

La gomosis es una enfermedad que puede causar daños significativos a los árboles frutales si no se trata rápidamente. Por lo tanto, es esencial monitorear regularmente tus árboles, adoptar buenas prácticas de poda y riego e intervenir ante los primeros signos de la enfermedad para limitar sus efectos.

 

Mostrar resumen

Escrito por Matilda

Como redactora web, a Matilda le gusta escribir sobre temas que le apasionan, como la jardinería y la decoración. En Agrapresse, esta amante de las plantas comparte todos sus consejos para mimar tus plantas y arreglar tu jardín a la perfección.

¡5 frutas indispensables para sobrevivir a la ola de calor!

Detenga el tizón tardío en sus tomates con estos remedios caseros orgánicos