en

¡Descubre cómo mantener la albahaca en tu jardín durante más tiempo!

La albahaca es una planta aromática muy apreciada en la cocina por su fragancia y sus propiedades medicinales. A menudo escuchamos que la albahaca vuelve a crecer cada año, incluso con poco .

¿Es verdadero o falso? ¿Y cómo cortar la albahaca para que vuelva a crecer bien? En este artículo, desmitificaremos esta idea recibida y explicaremos las mejores técnicas para mantener la albahaca.

¿Deberíamos creer en que la albahaca vuelve a crecer cada año?

La respuesta es falsa. La albahaca es en realidad una planta anual que muere una vez que ha completado su ciclo de vida, es decir, después de la floración y la producción de semillas. Por lo tanto, es necesario replantar albahaca cada año si desea disfrutarla durante toda la temporada. Sin embargo, es posible alargar la vida de la albahaca siguiendo algunos consejos para promover su crecimiento y vigor.

¿Cómo mantener tu albahaca para prolongar su vida?

Hay varios factores a tener en cuenta para permitir que tu albahaca se desarrolle correctamente y así prolongar su vida:

  • Ubicación: a la albahaca le gusta estar expuesta al sol y resguardada del viento. Colócalo en un lugar soleado en tu jardín o en tu , con un mínimo de 6 horas de solar al día.
  • Riego: la albahaca necesita un suelo húmedo pero bien drenado. Asegúrate de regar tu planta regularmente sin ahogarla. De hecho, el exceso de puede provocar el desarrollo de enfermedades fúngicas y la muerte de la planta.
  • : dale a tu albahaca un abono orgánico rico en nitrógeno para favorecer su crecimiento. Puedes utilizar o un abono líquido específico para aromáticas.

¿Por qué se debe podar la albahaca?

La regular de la albahaca es esencial para estimular su crecimiento y evitar que se seque demasiado rápido. Al cortar los tallos, animas a la planta a producir nuevos brotes y así prolongar su vida útil. Además, la poda ayuda a controlar el tamaño y la forma de la albahaca, al tiempo que elimina las partes dañadas o enfermas que podrían debilitar la planta.

¿Cómo cortar la albahaca para que vuelva a crecer bien?

Se recomienda que comiences a podar la albahaca cuando sus tallos hayan alcanzado unos 15 cm de altura, lo que permitirá que la planta se ramifique y adquiera una forma más tupida. Para podar, corta los tallos justo por encima de un par de hojas, a unos 2 cm de la parte superior. Esto fomentará el crecimiento de dos nuevos tallos en la base de las hojas cortadas. Es importante repetir esta operación a lo largo de la temporada, cortando periódicamente los tallos que alcancen cierta altura. También trata de quitar las tan pronto como aparezcan, ya que consumen mucha energía y pueden debilitar la planta. Al evitar la floración, promoverás la producción de nuevos brotes y retrasarás el proceso de envejecimiento de tu albahaca.

¿Qué técnica se debe utilizar para cortar la albahaca?

Para podar la albahaca, todo lo que necesitas hacer es usar unas tijeras de podar limpias y afiladas, o tus dedos si los tallos aún están tiernos. Tenga cuidado de no aplastar los tallos al cortarlos, para no dañar la planta. Una vez que hayas cortado los tallos, siéntete libre de usarlos en tus recetas favoritas o guárdalos para más tarde secándolos o congelándolos.

¿Cómo multiplicar la albahaca para disfrutarla todos los años?

Dado que la albahaca es una planta anual que no vuelve a crecer todos los años, es necesario replantar nuevas semillas o esquejes para tenerlos disponibles constantemente. Aquí hay algunos métodos para multiplicar tu albahaca:

  • Cultivo a partir de semillas: siembre semillas de albahaca directamente en el suelo en primavera, cuando pasado el riesgo de heladas. También puede comenzar a sembrar en interiores unas semanas antes de plantar, luego trasplantar las plántulas al exterior una vez que hayan desarrollado varias hojas.
  • Propagación por esquejes: recoge los tallos de albahaca que hayas cortado y colócalos en un vaso de agua. Después de unos días, deberían aparecer raíces. Luego trasplanta los esquejes enraizados en macetas llenas de tierra para macetas o directamente en el suelo.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de tu albahaca durante toda la temporada y renovar fácilmente tu stock cada año.

Mostrar resumen

Escrito por Juan

Apasionado de la naturaleza, Juan es un joven treintañero con un pulgar verde. Con sus conocimientos y experiencia en jardinería, ¡estás en buenas manos!

Tomates: ¡el abono natural que duplicará tu cosecha!

Un jardín comestible: 9 plantas fáciles de cultivar para flores y recetas originales