en

¿Cuándo y cómo se deben regar los cítricos de interior?

Los cítricos de interior tienen fama de quisquillosos, pero si les das los adecuados, ¡te verás recompensado con todo tipo de tropicales! Uno de los elementos clave del de los cítricos es el . Los cítricos no toleran la sequía, pero no les gusta la tierra saturada, así que tendrás que encontrar el equilibrio adecuado.

Cómo regar los cítricos de interior

Los cítricos prefieren la tierra húmeda, pero nunca empapada. Por tanto, riégalos cuando el primer centímetro de tierra esté seco, aproximadamente cada semana en verano y cada quince días en invierno. La luz brillante, las altas temperaturas y la baja aumentan la cantidad de necesaria.

Cosas a tener en cuenta al regar los cítricos de interior

Aspectos a tener en cuenta en el riego de los cítricos de interior

¿Todos los cítricos necesitan el mismo riego?

Todos los tipos de cítricos necesitan un riego regular, una exposición adecuada a la luz, una buena base de tierra, poda anual y abono ocasional. Entre ellos están los limones Meyer, las limas, los kumquats, las naranjas y las mandarinas.

La edad del árbol influye en la frecuencia de riego. Los árboles jóvenes que aún están formando sus raíces no soportarán la sequía tan bien como los árboles maduros. Por eso hay que tener mucho cuidado de proporcionar agua suficiente durante el primer año del árbol.

Temperatura y humedad

Cuando sube la de tu casa u oficina, tus cítricos de interior pierden más agua por transpiración y evaporación. Como resultado, necesitarás regar más a menudo cuando el aire esté caliente que cuando esté fresco.

La humedad reduce la evaporación. Esto significa que debes regar más a menudo en tiempo seco que en tiempo húmedo.

Obtén más información en nuestra guía detallada sobre la óptimas para los cítricos de interior y los mejores lugares para colocar los cítricos.

Condiciones de luz dominantes

Condiciones de luz dominantes

A los cítricos les gusta la luz brillante y directa. En verano, necesitan al menos diez horas de luz al día para prosperar. Cuando llega el invierno y disminuye la luz diurna, pueden prosperar con sólo ocho horas de luz.

Cuanta más luz recibe un cítrico, más agua necesita. La evaporación aumenta con la luz.

Por tanto, necesitarás regar tu árbol más a menudo si recibe 12 horas de luz que si recibe ocho.

La estación

Los cítricos no permanecen inactivos durante el invierno. Sin embargo, ralentizan su crecimiento.

El invierno suele ir acompañado de un descenso de los niveles de luz y de las temperaturas.

Todos estos factores combinados hacen que tus cítricos necesiten menos agua en invierno que en verano. Mientras que en verano necesitas regar cada semana, en invierno puedes conformarte con uno o dos riegos al mes.

Los cítricos necesitan más agua en primavera y menos en otoño.

Mezclar suelos

Mezcla de suelos

Debes plantar tus cítricos en una mezcla de tierra que drene bien. La mezcla ideal retiene el agua pero permite que el exceso de humedad escape rápidamente.

Si utilizas una mezcla compacta o con mal drenaje, no necesitarás regar tan a menudo como si tu árbol está plantado en una mezcla con buen drenaje. Aunque esto pueda parecer agradable, el exceso de humedad puede provocar enfermedades fúngicas.

En cambio, una mezcla para macetas rica en arena o partículas grandes, como corteza de pino o perlita, drenará muy rápidamente. Esto significa que tendrás que revisar la maceta con regularidad y regarla a menudo.

Para saber más, consulta nuestra guía completa La mejor tierra para cítricos.

Recipiente para macetas Tamaño y tipo

El tamaño y el tipo de maceta no desempeñan un papel importante en la cantidad de agua que hay que regar. Los recipientes más grandes retienen el agua más tiempo que los pequeños, pero suelen contener árboles más grandes. Como los árboles grandes consumen más agua que los pequeños, las necesidades de agua se equilibran.

Las macetas de terracota pueden absorber parte del agua de la tierra de la maceta. Esto significa que la tierra de una maceta de terracota se seca más rápidamente que la tierra de un recipiente de plástico.

Cuándo regar los cítricos de interior

 

Los cítricos prefieren la tierra húmeda pero no saturada. Esto significa que debes regar tus limoneros, tilos u otros cítricos cuando la tierra esté un poco seca.

Tu dedo es una forma fácil y barata de comprobar los niveles de humedad del suelo. Presiona suavemente con el dedo en la tierra, cerca del centro de la maceta. Si el primer centímetro de tierra está seco, es hora de regar. Si aún está húmeda, espera a regar.

Una buena regla general es comprobar la tierra cada semana. Asegúrate de comprobarla cerca del tronco del árbol, ya que los bordes de la maceta pueden secarse rápidamente.

Otra forma de comprobar la humedad de la tierra es utilizar un medidor de humedad. Debes regar tus cítricos cuando el medidor de humedad cambie de húmedo a seco.

¿Con qué frecuencia debo regar un cítrico?

Aunque el programa exacto de riego depende de los factores antes mencionados, aquí tienes algunas estimaciones de la frecuencia con que se debe regar un cítrico.

Riega cada 6-8 días durante los meses de verano y cada 14-20 días durante el invierno. En primavera y otoño, riega cada 8-12 días.

¿Cuál es el mejor tipo de agua para los cítricos de interior?

¿Cuál es el mejor tipo de agua para los cítricos de interior?

Los cítricos no son muy exigentes en cuanto al tipo de agua. El agua corriente del grifo suele ser adecuada. Si el agua del grifo es muy dura, utiliza agua de lluvia o filtrada.

Cómo regar los cítricos de interior

Cuando riegues tus cítricos, utiliza una regadera o una manguera para aplicar el agua a la base de la planta. Evita regar las hojas, ya que esto puede provocar problemas de enfermedades.

Empapa completamente la tierra hasta que el agua salga por los orificios de drenaje de la maceta. El riego profundo favorece un sistema radicular profundo.

¿Hay que nebulizar los cítricos de interior?

¿Se deben humedecer los cítricos de interior?

No es necesario humedecer un cítrico de interior a menos que el aire sea muy seco. Aunque los cítricos aprecian una humedad moderada, pueden desarrollar enfermedades si sus hojas están constantemente húmedas.

¿Qué debo hacer entre un riego y otro?

Vigila tu árbol entre los ciclos de riego. Evita regar en pequeñas cantidades y espera a que la tierra esté seca antes de volver a regar.

Si observas algún problema, comprueba la humedad del suelo. Si la tierra está saturada o muy seca, estos problemas pueden estar relacionados con un programa de riego inadecuado.

Riego de cítricos tras el trasplante

Después de trasplantar un cítrico, asegúrate de regarlo cuando el primer centímetro de tierra esté seco. A medida que la planta se recupere del shock del , será más sensible a la falta de agua y al riego excesivo.

Riego excesivo y bajo el agua de los cítricos de interior

Los cítricos sufrirán problemas si se riegan demasiado o poco.

Los signos de exceso de riego incluyen hojas amarillas, hojas que se caen y raíces podridas. Si crees que has regado en exceso tu árbol, aumenta el tiempo entre riegos. Si tu árbol está infectado de podredumbre radicular, trasplántalo.

Es importante recordar que los signos del riego excesivo pueden parecerse a los del riego insuficiente. Las raíces podridas impiden que las plantas absorban agua, lo que puede provocar marchitamiento y decoloración de las hojas.

Los signos del riego insuficiente incluyen hojas caídas y flores que se caen antes de cuajar. Asegúrate de regar cuando sólo esté seco el centímetro superior de la tierra. Otro consejo es regar el árbol en profundidad para que las raíces profundas también reciban agua.

Riego de cítricos de interior FAQ

¿Cómo sé si mis cítricos necesitan agua?

Las hojas que empiezan a enroscarse, caerse o crisparse en los bordes son signos comunes de que tus cítricos de interior necesitan riego.

¿Cuánta agua debo dar a mis cítricos de interior?

Riega generosamente hasta que veas que el agua gotea en el platillo situado debajo de la maceta. El volumen exacto depende del tamaño del árbol y de la maceta. Procura saturar la tierra y regar en profundidad para que toda la base de la tierra reciba humedad.

¿Debo regar mis cítricos de interior?

Una ligera nebulización puede ayudar a hidratar las hojas y proporcionarles cierto grado de humedad. Sin embargo, ten cuidado de no saturar las hojas, pues el en la superficie puede provocar podredumbre e infecciones fúngicas.

¿Cómo sé si mis cítricos de interior están sanos?

Como ocurre con todas las plantas de interior y árboles de interior, la clave está en encontrar el equilibrio adecuado de luz, agua y temperatura. Cada casa u oficina tiene unas circunstancias únicas, así que tendrás que vigilar y ajustar tu cítrico de interior para asegurarte de que prospere. Un cítrico feliz y sano tendrá un follaje fuerte y sano y un crecimiento constante.

¿Pueden los cítricos de interior recuperarse de un exceso de agua?

Los cítricos de interior pueden recuperarse del exceso de riego si has tomado medidas a tiempo y has ajustado los ciclos de riego en el futuro. Vigila de cerca la planta durante un periodo de dos semanas y busca signos generales de mejora de su salud.

Ahora ya sabes cómo regar tus cítricos de interior. Prestando atención a la salud de tu planta y del suelo, podrás encontrar el programa de riego ideal.

Para saber más, consulta nuestra guía detallada sobre el significado y el simbolismo de los cítricos.

Mostrar resumen

Escrito por Martín

Inspirado por la naturaleza y sus muchas aventuras, Martín te da consejos prácticos para aprovechar al máximo tu jardín y cuidar de todas tus plantas.

Ahorra espacio en tu huerto con estos 7 consejos ingeniosos de jardineros profesionales

¡Los secretos de una buganvilla más bella que nunca!